Sevilla tiene un color especial

134

Los orígenes. Sevilla tiene un color especial que como cada año nos traslada hacia su famosa Feria de Abril. Los regidores Narciso Bonaplata y José María Ibarra presentaron el proyecto en 1848, aprobado por la reina Isabel, de una feria de ganado que permitiera a los agricultores sevillanos adquirir lo que necesitara sin tener que desplazarse a las ferias de otros lugares de la comarca. En las primeras ferias ya se instalaron unas tiendas de campaña de lona para protegerse del primaveral sol sevillano. La curiosidad llevó a muchas mujeres de la sociedad sevillana a visitar con sus coches de caballos la feria, y la feria pasó a convertirse en una distracción y un punto de encuentro para quedar con la gente. Las tiendas de campaña se transformaron en casetas donde se invitaba a los amigos para tomar algo o para cantar. La fecha depende siempre de la de la Semana Santa, y suele tener lugar dos semanas más tarde. El pistoletazo de salida fue este lunes a las 12 de la noche con la tradicional “prueba del alumbrado”, donde se encienden todas las luces del Real y de la Portada, y finalizará el domingo a las 12 de la noche con un espectáculo de fuegos artificiales. El recinto ferial está dividido en tres sectores: el Real de la Feria, llamado así por el real que cobraban antiguamente los cocheros por llevar a la gente a la Feria; la Calle del Infierno, que es un gran parque de atracciones, y la zona de aparcamiento.

 

87Desfile de atuendos. Las telas de Flamenco son las apropiadas para lucir en esta feria de abril y son una de nuestras especialidades. Tanto en nuestras tiendas físicas de Barcelona, Madrid y por supuesto Sevilla, como en nuestra tienda online, www.tiendatelas.com, podrán encontrar una amplia selección de lisos, lunares, bordados, perforados, y estampados con mucho arte. Desde los Crispy Milano de lunares, estampados y lisos, hasta los tejidos perforados, pasando por los tules y los encajes. La feria de Abril es una fiesta alegre, con muchísima tradición y cuyos colores pintan toda la ciudad. Sevilla es la cuna del flamenco y durante esta semana, miles de turistas españoles y de otros países inundan la ciudad para esta fiesta anual. Durante el día, una inmensa  explanada queda a disposición de los sevillanos para que puedan instalar sus famosas casetas –hay más de 1000-  llenas de colorido donde podrán recibir sus amigos, familias e invitados. Si consigue una invitación, es usted un privilegiado y entra en una categoría destacada.Pero no se preocupe porque también hay casetas abiertas al público. Las mujeres visten faldas, peinetas y volantes de lo más elaborado y los hombres lucen las tradicionales chaquetas, 83botas y sombreros, transformando las calles de Sevilla en una enorme pasarela folclórica. Todos los días al mediodía, los espléndidos coches de caballos de diferentes razas, preferentemente árabes y cartujanos, se encargan de transportar al público que aplaudirá las hazañas de los toreros en unas de las más celebradas corridas de España.A las cinco de la tarde comienzan los festejos en la Real Maestranza de Toros de Sevilla donde torean los mejores diestros del momento.

 

116Alegría hasta el alba. La atmósfera que se respira durante la feria hace que los bailes de flamenco se acompañen de un sinfín de lujos gastronómicos: guisos y productos andaluces, como chacinas, mariscos, pescados fritos, salmorejo, tortilla de patatas, pescaíto frito, aceitunas, paella, jamón, manzanilla, fino, jerez y en los últimos años, el rebujito (En los últimos años se ha ido imponiendo la moda del “rebujito”, una mezcla entre manzanilla y gaseosa mezclado con mucho hielo) que lo mantendrán despierto hasta bien pasada la “madrugá”… Así que olvídese de dormir durante111 la feria y dé rienda suelta a la diversión. Para recomponer las fuerzas, nada mejor que una buena taza de chocolate con churros viendo el amanecer. Sevilla es una ciudad magnífica en cualquier época del año pero durante esta época de la primavera cobra todo su esplendor donde la ría más alejada del río Guadalquivir acoge el epicentro de la fiesta y refleja la gran belleza de la ciudad. Un impresionante espectáculo de fuegos artificiales despide la Feria hasta el año siguiente.

 

Transporte. En coche: Si viene en coche por la N-IV o por la A-92, tiene que enlazar con la ronda de circunvalación SE-30 dirección Huelva y abandonarla por la salida 14 (Los Remedios, Triana, Isla Cartuja). Si viene por la Ruta de la Plata A-66, tiene que enlazar con la ronda de circunvalación SE-30 dirección Cádiz y abandonarla por la salida 14 (Los Remedios, Triana, Isla Cartuja). Ambas salidas llegan a la zona de aparcamientos rotatorios  situados en el Charco de la Pava, a orillas del río Guadalquivir. Desde aquí será trasladado al recinto ferial por un servicio de lanzaderas cuyo precio está incluido en el precio del aparcamiento. transporteEn autobús urbano: Durante la semana de Feria existe una línea especial con salidas continuas desde el Prado de San Sebastián que comunica directamente con el recinto ferial, cerca de la zona de la Portada. En metro: La línea 1 tiene estaciones en el Parque de los Príncipes y en la Plaza de Cuba, bastante cerca de la Feria. En taxi: Para ir dirígese a la parada de taxi más cercana a usted. Para regresar, las paradas de taxi están situadas junto a la Portada de la Feria y en la Avenida Juan Pablo II (junto a la C/Antonio Bienvenida). En autobús interurbano: Si el autobús interurbano le deja en la estación del Prado de San Sebastián cuenta con dos opciones: tomar la línea habilitada especialmente para dejarle en el recinto ferial o trasladarse en la línea 1 del metro y bajarse en la parada del Parque de los Príncipes o Plaza de Cuba. Si su destino de llegada a Sevilla es la estación de Plaza de Armas, tendrá que ir  al Prado de San Sebastián en autobús urbano y desde allí enlazar con la línea especial de feria. En ambas estaciones dispone de paradas de taxi. Aeropuerto: Para trasladarse a la Feria desde el aeropuerto, existe una línea de transportes públicos especial aeropuerto (EA) que tiene una parada en el Prado de San Sebastián y desde allí podrá enlazar con la línea especial de feria o con el metro (línea 1). Dispone también de servicios de taxi. Renfe: Para trasladarse desde la estación de Santa Justa tendrá que desplazarse al Prado de San Sebastián en autobús urbano para enlazar con la línea especial de feria o metro. También dispone de servicios de taxi en la propia estación.

Post A Comment